“30+2″ Retrospectiva de Hogue

“30+2” Retrospectiva de Hogue

“Hace más de 30 años que trabajo en creatividaddad. Desde los medios hacia la gente, desde las salas de exposiciones hacia la gente, desde la publicidad hacia la gente. Esas ideas visuales, desde el rol del dibujante, pintor, diseñador, comunicador, tienen como objetivo llegar donde no llegan las palabras. Como es muy difícil lograrlo, sigo trabajando mucho”

HOGHE

“30 + 2”  Los años del desafío.
Fundación Itaú tiene el agrado de acompañar al artista uruguayo Horacio Guerriero en su primera exposición retrospectiva. Treinta más dos, son los años de trabajo de este artista en el campo de las artes plásticas. Es el tramo de vida a lo largo del cual produce una serie importante de trabajos, que refrescan nuestra memoria, y nos cuentan quién es este artista que nos ha hecho reír, pensar, entender a través del dibujo muchas cosas que nos pasaron, que aún nos pasan. La sala principal del Centro Municipal de Exposiciones SUBTE es el espacio que alberga y nos permite revisitar de forma ordenada y creativa, un buen número de sus obras.
Hogue es bien conocido por haber acompañado la historia de este país, sobre todo en sus períodos más recientes, a través de sus caricaturas. La línea, específicamente el dibujo, es su herramienta más eficaz, a partir de ella construye personajes con los que crea escenas, a veces tan solo sugiere atmósferas, ricas en contenido y significado. No podemos dejar de recordar, como distintos aconteceres sociales, políticos y culturales nos llegaron a través de una caricatura de Hogue. La calidad de su oficio y la  agudeza de su forma de aproximación a la realidad se combinan y hacen de esos trabajos verdaderas obras de arte. Como debiera ocurrir siempre en el arte contemporáneo, Hogue se mueve con libertad a la hora de plantear sus temas, dentro de formatos mínimos o realmente grandes, diferentes técnicas, lo llevan del lápiz al pastel o al trabajo digital, movido siempre por la búsqueda de la expresión perfecta, o mejor dicho imperfecta, que es la forma que tiene la realidad de la que parte. De ahí, esa emoción vívida que nos producen los trabajos de Hogue.
Una premisa que no siempre se cumple en la producción artística es la capacidad del creador de transitar tan fluidamente entre las distintas técnicas y materiales. Cuando contemplamos la pintura de Hogue encontramos la ductilidad y fineza de su dibujo, que se complementa con la fuerza expresiva del color que cubre generalmente toda la superficie de la tela. En ellas se recrean también personajes reconocibles y otros más enigmáticos, inmersos en ambientes que nos remiten a mundos introspectivos. Es ésta entonces la riqueza estética y semántica que nos presenta un artista, que va de lo pequeño a lo grande, de la clara figuración a la apenas sugerida, del lápiz al óleo, sin perder en estos pasajes, su fuerte personalidad plástica.
Para Fundación Itaú es un verdadero placer participar de esta celebración, junto a Hogue y junto al público que lo ha seguido durante estos largos “30+2” años de fecunda creación.
Lic. Stella Elizaga
Directora Programa Cultural
Fundación Itaú Uruguay