Arte/56 Premio Nacional: Banda Presidencial en peligro de extinción y un Artigas que nunca apareció

La Banda de la monjita

imagen1

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

“Dicen que mañana llueve” comenta Lourdes mientras mira por la venta. “Mañana tengo que ir al oculista, ahora me arde mucho la vista y no aguanto la luz del sol”. Estas charlas durante el proceso de los tres meses que le llevó a la artista realizar la obra, fueron registradas por una cámara en la casa de Lourdes, la monjita responsable de bordar la Banda Presidencial.  Es posible observar a  María Agustina Fernández, artista premiada con el Gran Premio Adquisición del 56 Premio Nacional de Artes Visuales. En las imágenes se puede apreciar una relación similar a lo que sería una abuela trasmitiéndole conocimientos a su nieta. La obra puede verse en el Museo de Artes Visuales hasta el próximo domingo 26 de octubre. Cuenta con tres partes. La principal es la Banda Presidencial realizada en miniatura. La segunda son nueve cuadros donde la artista muestra el proceso para llegar a la realización de la Banda. Como tercera y última, presenta un video junto a la persona que ha realizado las últimas bandas presidenciales desde la apertura democrática.

Según Fabricio Guaragna, Coordinador educativo del Museo de Artes Visuales  “la obra ha sido bastante cuestionada en los medios. Se derivó a todo lo negativo, desde que (la artista) era Argentina, de que nos tomaba el pelo haciendo una banda pequeña”. Fabricio cree que a la obra le faltó información para que la gente entienda qué es y cómo se llegó a ella: “no sabía que era una Banda Presidencial cuando la vi”. También fue comparada con la realizada por Javier Abreu, artista que muestra una representación del sillón presidencial en miniatura. Por último Guaragna cree que lo positivo es que aquí “se genera una relación mientras se transmite el conocimiento del bordado. Acá no hay política, hay sí un vínculo afectivo”.

imagen

El Artigas que nunca vimos.

Se entregó el primer premio otorgado al artista Diego Velazco. La obra es un fotomontaje de la Plaza Independencia pero con la estatua de Artigas que quedó en segundo lugar en el Concurso realizado en el año 1913. La estatua realizada por el uruguayo Juan Manuel Ferrari muestra un Artigas más cercano a los textos históricos y con un rostro cubierto. Velazco realiza este fotomontaje preguntándose qué habría cambiado si nuestro país hubiera conocido este otro Artigas. El Artigas ganador en aquel Concurso, y el cual conocemos desde su inauguración el 28 de febrero de 1923, pertenece al artista italiano Ángel Zanelli. El “otro Prócer”, un Artigas sin rostro, vuelve luego de 101 años para nuevamente poner en discusión el uso de nuestros símbolos patrios y su presencia en la historia de un país.