Galas Memorables para celebrar 80 años del Ballet del Sodre

Bocca con papelitos dorados

Con entradas agotadas y un público ferviente se llevaron a cabo el pasado 23 y 24 de noviembre, dos Galas por los festejos de lo 80 años del Ballet Nacional del Sodre. La gente ovacionó y aplaudió varios minutos de pie. Ese mismo lunes el presidente Tabaré Vazquez entregó la medalla Delmira Agustini, la màs alta distinción cultural del país al ex primer bailarín argentino  Julio Bocca.

 

El 27 de agosto de 1935 cuando se inauguraba el cuerpo de baile del Sodre, actual BNS, contar con un cuerpo de ballet estable era lo más acorde para un país que contaba con todos los elementos posibles (orquesta, radio, coro y ballet del Sodre ) para mostrar su esplendor.  Pero luego de pasar por “épocas de vacas gordas“,  el 18 de setiembre de 1971, un incendio destruyó totalmente la Sala del ex Teatro Urquiza. A partir de allí comenzaron las eternas obras de remodelación y restauración, que comenzaron   a ser realidad, varias décadas después.

 

Desde 2010 a la fecha, en tan solo cinco años, luego de aceptar la propuesta del ex presidente José Mujica, Julio Bocca se puso al mando de la compañía. En poco tiempo, logró lo que épocas atrás era un sueño inalcanzable para sus bailarines. Llegar a realizar espectáculos completos , de nivel internacional , giras nacionales e internacionales de gran nivel y lo más importante lograr atraer al público de edades más variadas, quien no deja de llenar la Sala, y agotar entradas en todos los espectáculos que presenta cada año la Compañía.

 

No se habla de milagros sino de esfuerzo, dedicación diaria, cambio de jornadas laborales con mayor carga horaria, de trabajo duro y continuo con maestros extranjeros, y más que nada de un cambio de mentalidad en el que siempre hace hincapié Bocca, “ tomar conciencia del grado de disciplina que debe tener todo bailarín“, para llegar a ser una Compañia de nivel internacional.

 

La Gala estuvo armada al mejor estilo neoyorquino,  por lo variada y ágil que fue en su programación y por el cierre de papelitos plateados y dorados que llovió al final.  Contó  con la presencia de invitados internacionales,  y un público entusiasta y emocionado que festejó y ovacionó a los bailarines desde la platea como sucede en el American Ballet.

 

El programa presentado fue muy variado, mostrando diferentes estilos de obras que ya habian sido presentadas en estos cinco años de resurgimiento.

Cabe destacar la apertura de la GALA con  un emotivo audiovisual que mostró los inicios del ballet del Sodre en 1935 pasando por diferentes fotografías de quienes fueron sus integrantes en otras épocas, hasta llegar al actual elenco jóven , con bailarines nacionales y extranjeros muy jóvenes que integran el BNS actual.

 

Contó con la presencia de bailarines invitados como los argentinos, (primeras figuras del Teatro Colón) Nadia Muzyca y Federico Fernández que brillaron en su Pas de deux Esmeralda, el ballet de San Pablo interpretando el Pas de deux El corsario, y la impactante presencia del chileno Gustavo Echevarría que deslumbró y se llevó todos los aplausos con su solo “Sesión 9“.Lamentablemente los invitados de la Opera de París no pudieron asistir por los recientes atentados.

 

Se destacó la excelente presencia de la Orquesta Sinfónica, dirigida por el maestro Martín García, junto a los alumnos de la Escuela Nacional de danza , quienes dieron comienzo a la Gala y en determinado momento de la Gala, se contó con la presencia del Coro Nacional del Sodre, que creó un clima especial en la sala.

 

Sin duda, para quienes vivimos las duras épocas del BNS ya sea desde adentro o simplemente desde la platea, fue una Gala memorable que se disfrutó muchisimo no solo por el nivel técnico y de interpretación que mostraron tener sus bailarines e invitados sino y sobretodo por el lado emotivo que supieron dárle sus organizadores e interpretes.

 

El BNS aprovechó los festejos para anunciar oficialmente que entre diciembre de 2016 y enero de 2017 hará su segunda gira por España, con presentaciones en los Teatros del Canal de Madrid y en el Gran Teatro del Liceo de Barcelona, trayendo dos programas: la Coppélia en la versión de Enrique Martínez y Un tranvía llamado deseo, de Mauricio Wainrot.

 

Ahora lo que todos se preguntan es  hasta cuando se quedará en el paisito y dirigirá la compañía el maestro Julio Bocca ?  Ojalá lo tiente por muchos años más la paz y felicidad completa que ha encontrado por estos lares. De mi parte, simplemente le diría GRACIAS por tanto.

 

Foto ballet 3 Foto ballet 1 Foto ballet 2

bsn_2 bsn_1