“Mucho de Ofelia” – Dirección: Mariana Percovich

Del 7  al  26  de  agosto

Sala Hugo Balzo del Auditorio Nacional del SODRE

 mucho-de-ofelia

Con el mismo equipo creativo de Algo de Ricardo, integrado por: Gerardo Egea, Miguel Grompone, y Silvia Meyer el unipersonal será protagonizado por la actriz: Gabriela Pérez (La Carnicerí: “Mugre” y “La Cantante”) actriz que ya ha trabajado con la directora y dramaturga en el Proyecto Felisberto, en el que interpretaba a María, en el cuento Las Hortensias, además de haber sido su estudiante de actuación en la EMAD cuando Percovich dictaba Arte Escénico. En el unipersonal masculino, Algo de Ricardo, el dramaturgo Gabriel Calderón revisita al Ricardo III de Shakespeare para revisar los mecanismos del poder y por pedido de la directora, pone atención a los personajes femeninos de la historia Shakespeariana y al cuerpo y alma deforme de Ricardo. En la puesta, Percovich centraba su trabajo en desnudar al personaje y estudiar la apropiación de la mirada masculina por el cuerpo femenino.

Para el unipersonal femenino, en Mucho de Ofelia, Percovich parte de la fascinación que ha generado el cuerpo muerto de una mujer joven, en la iconografía occidental, la publicidad y los medios. En tiempos de feminicidios y medios dando coberturas obscenas a las jóvenes mu-jeres muertas, en tiempos en que para vender alta costura las modelos deben posar simulando cadáveres asesinados, Percovich busca en las voces de escritoras que bordean la condición femenina y en el propio Shakespeare, e intenta una vez más dar voz a un personaje femenino que es clave para la trama pero es silenciado por el autor inglés, o encerrado en la “locura” y en el lirismo. Así se citan textos de Virginia Woolf, Katerine Mansfield, Sylvia Plath y Romina Paula y de la propia Percovich, para construir las acalladas voces de las múltiples Ofelias.

Qué tiene para decir Ofelia y las Ofelias de distintos siglos, las mujeres muertas que nos hablan desde la literatura o las imágenes. Como en Yocasta, Clitemnestra o Medea del Olimar, Percovich, se centra en per-sonajes femeninos a los que se les ha negado la voz, les permite decir lo no dicho, o por lo menos crear otro lado de sus historias. Con el mismo dispositivo de Algo de Ricardo: una actriz en escena, música y au-diovisuales, se trabaja una traducción contemporánea de la heroína trágica Shakesperiana.

Una Ofelia hoy. Una mujer por construir.

Actriz: Gabriela Pérez
Dramaturgia visual: Miguel Grompone
Espacio, vestuario y luces: Gerardo Egea
Banda de Sonido: Silvia Meyer
Asistente de dirección: Georgina Jorge
Asistente de dirección en actuación: Gustavo Saffores
Dramaturgia y dirección: Mariana Percovich. Con textos de Romina Paula, Sylvia Plath, Katerine Mansfield y Mariana Percovich
Fotografía Nairí Aharonian.

Redes: Chasman – Ana Melián y Gerardo Minutti
Comunicación & Prensa: Valeria Piana
Diseño Gráfico: Polder
Producción: Complot – Adrián Minutti & Matilde López
Distribuye: Menta

 

COMPLOT 10 AÑOS

Más de 30 espectáculos, muchos festivales internacionales de danza y teatro, proyectos de gestión cultural, charlas, seminarios y talleres, cinco directores, dramaturgos, coreógrafos y productores. Eso es COMPLOT. Pero también es una idea de la cultura. Dos jóvenes creadores, Martín Inthamoussu y Gabriel Calderón, hace una década resolvieron juntarse y crear una idea de Compañía. No tenían sala, no tenían fondos, tenían sus ganas de crear teatro y danza en el Uruguay de comienzos del siglo XXI.
Fueron sumando gente, invitaron a sus amigos y a sus referentes. Se suma Mariana Percovich y Ramiro Perdomo y juntos convocaron a Adrián Minutti como productor general y a Sergio Blanco, un creador que vive en Francia pero escribe y crea con su corazón y ganas en Uruguay. A lo largo de estos diez años hicieron teatro juntos y separados. Produjeron eventos y abrieron espacios de formación. Recorrieron el mundo con sus creaciones representando a Uruguay en Festivales, Muestras y temporadas internacionales. Ganaron premios, publicaron libros, discutieron, se pelearon, se amigaron y siguen -a pesar de que Inthamossú abrió su propia Compañía de Danza y dejó el grupo- siendo un quinteto de amigos y compañeros de camino y creación.
Algunos de los trabajos de la Compañía fueron un antes y un después en el teatro uruguayo. Mi Muñequita de Gabriel Calderón le abrió camino a una generación en las salas y espacios centrales. Pero también mostraron formas de crear con profundidad y riesgo, sin perder identidad.
De sólida trayectoria y búsqueda permanente, COMPLOT es una forma solidaria de creación. Una idea que genera tendencia y marca caminos. Pero también un modo de ampliar fronteras y generar caminos a otros y otras en el medio. Sus trabajos se han presentado en el circuito de salas y grupos independientes, la Comedia Nacional, el SODRE, pero también circuitos alternativos y espacios no convencionales. La calle y el territorio uruguayo, ha tenido a los trabajos de COMPLOT y se han formado públicos. COMPLOT piensa mucho en los públicos y trabaja para ellos.
COMPLOT no genera métodos, COMPLOT quiere seguir creando y dar testimonio de que en Uruguay se puede proyectar un hacer desde la cultura y las artes escénicas. Se respetan las evoluciones y carreras individuales de sus integrantes pero se hacen proyectos y un repertorio pensado entre todos. Pintar la aldea, pintar el mundo, leer a nuestros escritores o generar nuevos. Equipos de artistas plásticos, visuales, del mundo de la música y el diseño , gestores y gestoras culturales, cientos de personas han estado en los procesos de COMPLOT y apostamos a seguir en el camino. Nos hemos querido separar, disolver y siempre volvemos a lo que mas amamos: crear juntos. Eso es COMPLOT. Por eso celebramos una década llena de incertidumbres, certezas, amores y afectos. Puro teatro.